En serio, Gente de hoy

Se dice el milagro pero no el Monsanto

Imagen

 

Todos queremos que piensen como nosotros, no por tener la razón, sino para no perder tiempo en una discusión que podríamos perder. De ahí nace el “orden” que a través de la historia se ha aparecido en forma de política, religión y demás figuras del crimen organizado. El acceso a la información, es el principal enemigo de los dirigentes del mundo, porque una persona que busque la verdad, piensa y en el mejor de los casos actúa.

 

El problema no es que el cambio de mentalidad empiece en las redes sociales, el problema es que se quede allí, y no se trata de salir a pelarse como las FEMEN, ni de ponerse capuchas y rayar paredes, se trata de entender que todos somos parte de lo mismo; hoy por hoy la gente está tan distraída que si no es porque alguien publica el documental de 9.70 en facebook, nadie se percata de lo que pasa a su alrededor. Venimos oyendo desde hace 2 gobiernos que nos van a meter un TLC y creemos que es algún tipo de canal mexicano de novelas, cuando desde hace 5 años viene rodando un documental mucho más viejo y más completo en el que se habla de lo mismo (Food Inc).

 

Nuestro gran error es creer que lo que pasa en la acera de al frente no tiene ninguna conexión con nosotros, no es nuestro problema y cuando se desata el paro campesino, comenzamos a ver que la cebolla y el tomate con los que hacemos el desayuno, no crecen en la nevera. El “orden” decide negar la existencia de tal cosa y desvía la atención con el brillo de nuestros deportistas, una medalla que representa el esfuerzo y tesón de un atleta, sirve ahora para propósitos hipnóticos. Los de arriba aprovechan para atacar al “orden establecido” y así ganar simpatizantes para su partido. Los de abajo aprovechan el “desorden” para desahogar sus traumas de infancia destruyendo y saqueando negocios. En mitad del bochinche el pobre agricultor, verdadera víctima de la situación, intenta hacerse escuchar, pero el ruido de la caterva resentida apaga su voz.

 

Vivimos en el país del cuento, conquistamos a una mujer a punta de verbo, vendemos un producto a punta de labia, los que tienen el poder se mantienen ahí gracias a su verborrea, un país en el que la razón no gana batallas, la gana el culebrero de cuna noble o la fuerza a la que guía, y mientras tanto, en la tierra del tío Sam, las mismas personas que trabajan o trabajaron para las grandes multinacionales que producen las semillas transgénicas, son los mismos que las “regulan y controlan” desde el gobierno.

 

No soy ecologista ni revolucionario, pero me gusta pensar y buscar la verdad. La tormenta ha pasado dijo un muñeco de ventrílocuo con aires de reelección, pero la verdadera tormenta es la que viene dejando al mundo sin abejas, pero qué nos interesa, son simples abejas que no tienen ninguna conexión con nosotros… ¿o sí?

 

R.

 

“Si desaparecieran todos los insectos de la tierra, en menos de 50 años desaparecería toda la vida. Si todos los seres humanos desaparecieran de la tierra, en menos de 50 años todas las formas de vida florecerían”. Jonas Salk.

10151136_637022953038522_6511694608120163053_n

Estándar

Un comentario en “Se dice el milagro pero no el Monsanto

  1. Ana dijo:

    La grande pregunta es què hacer? còmo comportarnos? como dar un contributo no solo intelectual a los campesinos e indigenas y demas mayoransas o minoransas que vienen mazacradas del quien administra a Colombia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s