En serio, Gente de hoy

Se dice el milagro pero no el Monsanto

Imagen

 

Todos queremos que piensen como nosotros, no por tener la razón, sino para no perder tiempo en una discusión que podríamos perder. De ahí nace el “orden” que a través de la historia se ha aparecido en forma de política, religión y demás figuras del crimen organizado. El acceso a la información, es el principal enemigo de los dirigentes del mundo, porque una persona que busque la verdad, piensa y en el mejor de los casos actúa.

 

El problema no es que el cambio de mentalidad empiece en las redes sociales, el problema es que se quede allí, y no se trata de salir a pelarse como las FEMEN, ni de ponerse capuchas y rayar paredes, se trata de entender que todos somos parte de lo mismo; hoy por hoy la gente está tan distraída que si no es porque alguien publica el documental de 9.70 en facebook, nadie se percata de lo que pasa a su alrededor. Venimos oyendo desde hace 2 gobiernos que nos van a meter un TLC y creemos que es algún tipo de canal mexicano de novelas, cuando desde hace 5 años viene rodando un documental mucho más viejo y más completo en el que se habla de lo mismo (Food Inc).

 

Nuestro gran error es creer que lo que pasa en la acera de al frente no tiene ninguna conexión con nosotros, no es nuestro problema y cuando se desata el paro campesino, comenzamos a ver que la cebolla y el tomate con los que hacemos el desayuno, no crecen en la nevera. El “orden” decide negar la existencia de tal cosa y desvía la atención con el brillo de nuestros deportistas, una medalla que representa el esfuerzo y tesón de un atleta, sirve ahora para propósitos hipnóticos. Los de arriba aprovechan para atacar al “orden establecido” y así ganar simpatizantes para su partido. Los de abajo aprovechan el “desorden” para desahogar sus traumas de infancia destruyendo y saqueando negocios. En mitad del bochinche el pobre agricultor, verdadera víctima de la situación, intenta hacerse escuchar, pero el ruido de la caterva resentida apaga su voz.

 

Vivimos en el país del cuento, conquistamos a una mujer a punta de verbo, vendemos un producto a punta de labia, los que tienen el poder se mantienen ahí gracias a su verborrea, un país en el que la razón no gana batallas, la gana el culebrero de cuna noble o la fuerza a la que guía, y mientras tanto, en la tierra del tío Sam, las mismas personas que trabajan o trabajaron para las grandes multinacionales que producen las semillas transgénicas, son los mismos que las “regulan y controlan” desde el gobierno.

 

No soy ecologista ni revolucionario, pero me gusta pensar y buscar la verdad. La tormenta ha pasado dijo un muñeco de ventrílocuo con aires de reelección, pero la verdadera tormenta es la que viene dejando al mundo sin abejas, pero qué nos interesa, son simples abejas que no tienen ninguna conexión con nosotros… ¿o sí?

 

R.

 

“Si desaparecieran todos los insectos de la tierra, en menos de 50 años desaparecería toda la vida. Si todos los seres humanos desaparecieran de la tierra, en menos de 50 años todas las formas de vida florecerían”. Jonas Salk.

10151136_637022953038522_6511694608120163053_n

Estándar
Gente de hoy

Carreño 2.0

Imagen

Nostradamus, los mayas y otros cuantos anunciaron el fin del mundo, no se equivocaron. Estamos rodeados de zombies, seres cuya única conexión con el mundo es un aparato y desafortunadamente no podemos combatirlos a punta de escopeta como en las películas, pues irónicamente aún están vivos.

No soy tan viejo como para haber visto la urbanidad de Carreño, pero debo admitir que no estaría de más una versión actualizada acorde a las nuevas necesidades sociales; el “phubbing” por ejemplo, que consiste en prestarle más atención a los dispositivos móviles que a las personas.

Siempre he sido un gomoso de la tecnología, pero es funesto ver escenas donde gente adulta supuestamente profesional, como la que hace poco me topé, chatea desde sus google glass mientras estoy realizando una presentación importante, sin percatarse siquiera de mi mirada asesina.

Así que mientras el tataranieto de Carreño saca el update del manual, aquí les dejo unos tips que bien pueden practicar o bien pueden pasarlos de largo, pero eso sí, no se quejen cuando sean ustedes las víctimas de este terrible flagelo.

1. Si estás hablando con una persona y comienzas a twittear, whatsappear, facebookear y todo lo que se pueda “-ear” con un celular, estás demostrando que te importa 5 lo que esa persona tiene para contar.

2. Si quieres meterte a páginas de viejas en pelotas recuerda que el facebook no es el mejor medio, ya que siempre salen publicadas tus actividades recientes y los patéticos comentarios en las fotos serían un espectáculo deplorable. No peles el cobre mostrándole al mundo lo forever alone que estás.

3. Mendigar un me gusta en cualquiera de las redes sociales no te hace precisamente el más popular, recuerda que es a tus amigos a quienes les estás pidiendo eso, entonces ¿a quién quieres convencer de la popularidad de tus páginas? ¿a Zuckerberg? Si algo es realmente interesante, encontrará su camino hasta quien le interese.

4. No creas que eres más inteligente que los demás por ver documentales y conferencias del TED en youtube, en vez del último participante sin dientes del African Idol o la absurda canción de moda, todos tenemos derecho a la lúdica (sin abusar).

5. Escribe tus propios tuits o dale retuit a los que te gusten, pero no seas tan choro, caco, ratero de la caracas de escribirlos como si se te hubieran ocurrido a ti. Si quieres robarte algo sin dar el crédito correspondiente róbate un meme, ya que lo más probable es que también se lo hayan robado del 9gag.

Y un bonus  que a mi parecer es el más importante, deja de criticar todo lo que comparte la gente. Si el vecino cree que sus gatos endemoniados se ven divinos con un filtro de instagram, es problema de él; si la susodicha piensa que si no sube un autorretrato a su perfil cada 5 minutos se destruirá el universo, allá ella; si a la gente le gusta poner estados para que otra gente les pregunte el por qué ¡is not your business! El problema tuyo es seguirlos. Recuerda que en todas las plataformas tú eliges de quien deseas recibir información y de quien no. Sé consecuente.

Pero como en toda regla hay una excepción, compartir imágenes de animales cercenados o niños deformes no te hacen un mejor ser humano, si de verdad te preocupan los problemas del planeta, despega el culo de la silla, aléjate del teclado, apaga el celular y recuerda que eres más que un avatar. Lo malo no es que la protesta empiece en las redes sociales, lo malo es que se quede allí.

 

1238274_10151807147418901_1032316405_n

Estándar
Gente de hoy

Hay uebos de huevos

Imagen

Puedes tener miles de estudios, másteres o doctorados en finanzas, administración o economía, pero jamás podrás predecir si un negocio tendrá éxito o no; sin embargo, podemos evidenciar dos constantes en los negocios prósperos: uno, uebos y dos, huevos.

Según la Real Academia Española, la palabra “uebos” viene del latín y significa “necesidad”. Todo negocio busca satisfacer una necesidad ya sea material o emocional, lo importante es que hayamos encontrado una forma innovadora de satisfacerla o tal vez de despertarla, porque hay necesidades que ni siquiera sabe el cliente que las tiene. Y por supuesto una vez detectada, se debe contar con los huevos para dedicarle la vida a eso.

El señor Bezos es un tipo con mirada de loco que seguramente le ha sacado provecho a esos ojos saltones detectando tendencias de mercado. Recientemente compró el Washington Post y fue noticia global, pero lo cierto es que con los ingresos de Jeff, podría comprarse el Washington Post cada 3 días sin perder su riqueza. Lo que realmente despierta curiosidad es ¿por qué lo hizo? ¿qué oportunidad vio? ¿cambiará la forma en que obtenemos la información? ¿hará que todos los gringos compren su Kindle para poder leer las noticias? ¿o simplemente la mujer lo mandó a comprar el periódico y él creyó que era todo el edificio?

Bezos comenzó su fortuna viendo una necesidad básica, los libros; luego se hizo la gran pregunta: ¿cómo crear la librería más grande del mundo sin tener plata para un rascacielos? La respuesta fue simple, por internet. Así que el paso siguiente era reunir los huevos para renunciar a un buen trabajo y pedirle a sus padres 10mil dólares para seguir una corazonada sin que lo agarraran a pata. Así fue como nació AMAZON, la página más importante de comercio electrónico y servicios online del planeta. Inicialmente se llamó CADABRA.COM, pero Bezos pensó que el nombre de la compañía debería empezar por A, ya que los buscadores organizaban las búsquedas por orden alfabético y “amazon” a la vez que se asociaba con el río más ancho del mundo, aparecía de primero.

Los inmensos ojos de Jeff, lograron ver varios uebos: facilitar la manera de comprar las cosas que más nos gustan, poner toda la atención en el cliente, incluso, consolidar una imagen corporativa que proyectara su filosofía de encontrar felizmente todo lo que quiera desde la A hasta la Z (la flecha emula una sonrisa). Lo del W.P. aún es un enigma, pero Bezos es un tipo con huevos que sabe ver las cosas a largo plazo, así que ciertamente debe ser algo grande y relacionado a sus pronósticos de que el papel ya no será necesario para estar informado.

Muchas veces nosotros tenemos ideas de negocios, algunas absurdas, otras no tanto, pero el miedo a salirnos de nuestra zona de confort nos priva de ver un futuro diferente. Los invito a que si llegan a detectar un uebo y tienen los suficientes huevos, elijan dedicarle toda su alma, vida y corazón a ese proyecto que será su proyecto de vida, porque como dice Bezos: “Nosotros somos lo que elegimos”.

Estándar
Gente de hoy

La “L” de la discordia.

Imagen

Mucho se ha hablado sobre el error con las medallas en los juegos mundiales de Cali, unos piensan que es motivo de risa y otros que se está sobredimensionando la vaina, así que me pareció conveniente dedicarle 5 minutos a analizar la situación y sacar algunas conclusiones que si bien son netamente personales, alguien podría encontrarles sentido.

Primero, el error no solo fue del tipo que las diseñó, también del que las aprobó así y finalmente de quien las elaboró, incluso, no solo la embarraron con las medallas, también en las camisetas donde ponían “brodcaster” en vez de “broadcaster”.

Segundo, si bien es cierto que no se va a acabar el mundo por una infeliz letra, sí es algo grave, pues toda falta ortográfica ya sea en inglés o en español, es una falta de respeto hacia el interlocutor. Los colombianos no somos especialmente buenos para el inglés, basta con escuchar a nuestros presidentes tratando de hacerlo, pero si uno se mete en la titánica tarea de organizar unos juegos mundiales, lo mínimo es contratar a un traductor que sí lo haga bien.

Tercero, en lo que sí somos muy buenos los colombianos es en partir papayas, en sacarle chiste hasta a un velorio y pienso que eso es bueno, pues además de mostrar nuestra creatividad ante el mundo, mostramos que somos capaces de reírnos de nosotros mismos, de volver lo grave no tan grave, no pienso que las burlas se deban, al menos en su mayoría, al resentimiento de colombianos que quieren parecer gringos, pienso que esa es una lectura muy superficial, pienso que las papayas que nos pone Shakira con su “Ublime” o Natalia Paris con sus pollos, son detonantes para llenarnos de alegría, no en vano somos el país más feliz del mundo, o bueno, lo parecemos.

Y ya para terminar quisiera dejar la reflexión, de que todo hubiera sido más fácil si le hubieran puesto a las medallas: “Juegos Mundiales 2013 Cali”, simple, en español, estamos en Colombia y es posible que a los deportistas internacionales les parezca más importante una medalla que esté en el idioma de donde se la ganaron, al menos eso pensaría yo.

Estándar