Gente de hoy

Master Shit

B7XEKlrIQAA8dqY.jpg-large

Aunque los platillos uribistas tienen buena salida… del país, me gustaría compartir con ustedes una receta cuyos ingredientes siento que le están sobrando a este sancocho.

Primero que todo despeje su lugar de cocina como lo hubiera hecho Yayita con la ONG de Antanas. Tome un queso Gruyère o cualquier otro a la bogoté humané, o sea con huecos y saque finas tajadas al mejor estilo del atracador de la ciclovía de la 80. Agregue 3 Evos Morales, si no tiene puede reemplazarlos por los huevos que le tocó quitarse al tuitero que increpó a Navarro Wolff.

Macere la papa como pervertido en transmilenio y añada unas miss tanguitas de indignación. Tome el palito de las selfies (o monopod) y revuelva vigorosamente antes de que haga metástasis o se diomedizará.

Sume a la mezcla bastante levadura pero que no sea del América o jamás ascenderá. Caliente en el horno a fuego cruzado mientras negocia con las FARC, adicionando una goticas de William Vinagre Ch teniendo cuidado de que no se queme en la puerta del horno como le ha pasado a Pachito.

No se recomienda de postre el casao de Maduro con Pastrana porque indigesta.

Si no le gusta este sancocho puede optar por el de pescado pero evite el de delfín Zuluaga, es muy difícil de pescar.

Solo puedo concluir que hay cosas que no se deberían cocinar, para todo lo demás existe MasterChef.

Estándar
En serio

El día en que no me hizo reír

barril_render1

Todos los días mi hijo dice algo que me hace reír, al principio guardaba sus anécdotas solo para mí pero un día me dio por publicarlas en Facebook y descubrí que mis amigos veían en ellas a sus hijos, sobrinos o a los niños de sus amigos. Esos “insights” que apenas estoy descubriendo fueron descritos uno a uno cuando yo era pequeño, solo que en aquella época no era consciente de la realidad, simplemente me hacían reír porque eran graciosos.

La persona que los describió era un genio en la pinta de un niño, de un superhéroe o de un loco. Un viejo doctor con lo que a mí concierne era una bolsa de almojábanas, que veía todos los días en canales de diferentes países, una vez incluso lo vi en portugués y aunque no entendía nada sabía exactamente lo que decía, porque sus dichos estaban aferrados a mi memoria como se pega un jingle en la mente de un niño. Hasta el mismo Maradona admitió que cuando había pasado sus peores momentos, solo el ver uno de sus programas lo llenaba de paz.

En una ocasión y aunque detesto hacer filas, duré toda una tarde en Corferias esperando verlo, solo para que cuando llegara me dijeran que se había tenido que ir. Lo más cerca que estuve de él fue una ocasión en que viajé a México y me tomé una foto con su estatua de cera. Pero no siempre tienes que conocer a alguien en persona para que sea parte de tu vida y él, fue parte de la vida de millones de personas, generaciones enteras le debemos explosivas caracajadas de nuestra infancia, adolescencia o edad adulta, porque al igual que Gabo, logró entender las palabras de Tolstoi: “Describe tu aldea y serás universal”.

Gracias infinitas Don Roberto Gómez Bolaños y aunque sé que ese movimiento no lo tenía fríamente calculado, logró encontrar el secreto de la inmortalidad, mantener un llama de alegría en el recuerdo de todo el mundo.

Estándar
Gente de hoy

La foto perfecta

facebook-fail

Cuando yo era pelao, a las niñas de mi colegio les gustaba pasar un cuadernito con preguntas varias que lo llamaban “el chismógrafo”, eran preguntas muy simples sobre la personalidad de cada uno, pero llenarlo correctamente podría ser la diferencia entre ser una persona a la que valía la pena conocer o no. Evidentemente se podía mentir, como en todo en la vida, pero las respuestas siempre tenían algo de realidad, porque partían de una proyección de nuestra identidad.

Tal vez ese ha sido el éxito de Facebook, un chismógrafo virtual en el que día a día reafirmamos ante el mundo nuestra identidad, una bitácora de la vida en donde podemos mostrar nuestro mejor lado. Todo el mundo tiene problemas pero claramente nadie va a tomarse una selfie mientras discute con su pareja o cuando le va mal en algún negocio, ni va a postear que ya no aguanta la diarrea. Por el contrario, la gente está en la continua búsqueda de la foto perfecta, esa que refleje todo lo que ha querido en la vida, ya sea un viaje, una familia o simplemente la validación de que se es el más parrandero de todos.

La vida es una caminata en la que vamos recolectando memorias y hoy la tecnología nos da la oportunidad de hacerlo minuto a minuto, así que si alguien quiere tomarse 10mil selfies en el baño, por mí está bien, pero creo que hay mejores maneras de que te recuerden.

Estándar
Gente de hoy

Lección futbolera

celebrate

La mejor estrategia para el próximo partido es dejar de pensar colectivamente y centrarnos en lo individual. No, no me volví loco, lo que pasa es que no estoy hablando de fútbol.

El 2 de Julio de 1994 revivimos la historia de Caín y Abel, pues un colombiano disparó 6 veces contra la humanidad de otro hermano colombiano. Andrés Escobar, por la razón más estúpida de todas, había sido asesinado.

Pensaría uno que eso fue parte de un doloroso pasado violento de nuestro país, pero hoy nos indignamos con la actriz holandesa Nicolette Van Dam por el montaje en el que nos relaciona con el narcotráfico (curiosamente usando un recurso similar fue como Colombia ganó su primer premio en el Festival de Cannes). No nos importó lo que la actriz había hecho por los niños del mundo en la UNICEF, solo nos importó que cometió un error, un autogol.

No digo que lo dejemos pasar, por supuesto que hay que expresarse, pero la forma de hacer respetar a nuestro país no es actuando precisamente como se nos acusa de ser. No nos gusta que nos llamen viciosos pero nos indignamos por la ley seca, no nos gusta que nos llamen hampones pero expresamos nuestra pasión destruyendo transmilenios, no nos gusta que nos tachen de sicarios pero los foros se llenan de amenazas de muerte contra el Belga PAD’R por su desatinada caricatura.

Se acabó el mundial para Japón y todo el mundo sigue hablando de la educación que demostraron sus hinchas al recoger los desperdicios después del partido. Es tiempo de que estemos a la altura de nuestra selección y mostrarle al planeta que no somos matones.

Somos gente como James Rodríguez, capaz de soñar imposibles y lograrlo. Somos gente convencida de lo que dijo Yepes “Hay que celebrar sabiendo que al lado hay un colombiano más”. Demostrémosle al mundo que 20 años después, hemos aprendido la lección que nos dejó el caballero del fútbol: “La vida no termina aquí”.

0 muertos, 0 heridos, 0 riñas. Esa será mi polla para el próximo partido ¿le meten?

escobar2-1

 

Estándar
Mamertería

La respuesta es Abstenciolombia

Imagen

Quedan pocos días para elegir el nuevo presidente y la gran conclusión es que estamos jodidos.

 

Santos no lo ha hecho mal como presidente, no porque lo haya hecho bien sino porque infortunadamente en nuestra historia, otros lo han hecho peor. Zuluaga tiene una buena trayectoria como político y estaba en su momento ideal para lanzarse a la presidencia. Si ambos tienen buenos programas entonces, ¿Dónde está el problema?

 

El problema está en las mentiras, porque si alguien miente en una cosa con qué confianza se le puede creer el resto. Santos se ha dedicado a promulgar que con él habrá paz cuando hasta el mismo Timochenko ha declarado que eso no es cierto. Las FARC tienen una completa y sólida estructura narcoterrorista con la que les ha ido muy bien en los últimos 50 años. ¿Por qué habrían de firmar la paz, cuando evidentemente no habría ningún otro mejor negocio para ellos? Con esa premisa Santos más parece un promotor de jabones Dove con su palomita en la solapa.

 

Zuluaga dice un día que habrá guerra, al otro que habrá negociaciones, pero a la larga es lo mismo, porque las FARC no quieren la paz. Uno pensaría que sería mejor atacarlos de frente como quiere Uribe, ¿pero cómo creerle a un personaje que habla como si estuviera dando instrucciones en caso de terremoto? Alguien que ha sido capturado en un video avalado por la fiscalía chuzando información de manera ilícita y cuya única defensa es decir que es un montaje.

 

Supongamos que alguien le puso la trampa como alega él, no hay manera de caer en trampas cuando se hace lo correcto. Supongamos que el video es real, me parecería gravísimo que el títere gane las elecciones y a los pocos días lo metan a la cárcel (o se escape como la coneja) y quien nos presida sea Carlos Holmes Trujillo, un hombre del que el país no sabe absolutamente nada, y no hablo de los que saben de política, hablo de la gente de a pie que si acaso lo habrá visto un rato en un tibio debate. De todas maneras Holmes piensa que todo el que no esté con Zuluaga es un amante de guerrilleros castrochavista ateo como dice la morrong… digo, la honorable congresista María Fernanda Cabral.

 

Supongamos que los 2 millones del narcotráfico que supuestamente entraron a la campaña de Santos nunca entraron, ¿entonces por qué renunció JJ Rendón? Si el que nada debe nada teme. Supongamos que sí entraron, a los pocos días de ser elegido presidente lo ponen preso y se posesiona Vargas Lleras, un tipo para el que todo el que no esté con él es un gamín como pasó en Arauca, o es un maldito malagradecido como pasó con los dueños de las casas gratis que pusieron un afiche del contrario, o es un paramilitar ultraderechista meganazi.

 

Siempre he dicho que no todos los políticos son corruptos, algunos simplemente son ineptos y Colombia ha demostrado que prefiere a los primeros ya que dejó en la primera vuelta a los segundos (aunque yo le apostaba a las mujeres). En la encuesta de Napoleón Franco gana Zuluaga, en la de Datexco gana Santos, en la de Gallup están empatados. Pero sea Santos, Zuluaga, Holmes, Vargas Lleras o Uribe quien resulte el próximo presidente ya fue elegido, pues fuimos el 67% de los colombianos quienes lo elegimos al no salir a votar en blanco en la primera vuelta, así que ahora solo nos queda chupar y refugiarnos en las glorias de nuestros deportistas, quienes con sus historias nos devuelven la fe en el país.

 

Estándar
En serio

Un luto que no duele

Imagen

Jueves santo de 2014. Mientras unos están conectados a la repetición perpetua de la programación televisiva en semana santa, otros disfrutan del enorme privilegio de no saber qué pasa en el mundo. De repente, como el huracán que destruyó a Macondo una noticia nos revuelca la testa. El más grande que haya dado esta tierra acaba de volverse leyenda.

 

¿Cómo despedir a un héroe de carne y hueso? Si hasta las palabras murieron un poco en este día. Gabo, el dibujante de historias en la mente ha muerto en jueves santo y lejos de resucitar al tercer día, permanecerá eterno en quienes somos creyentes del realismo mágico, en forma de mariposas amarillas que mantienen despierta a la imaginación.

 

Cuando tenía 10 años expuse en el colegio al escritor oriundo de Aracataca Magdalena. 20 años después cuando se me había olvidado todo, decidí irme a conocer otros paisajes. En Perú comenzó y terminó mi expedición, pues escogí como compañero de viaje al retrato más fiel que se haya hecho de latinoamérica, 100 años de soledad. Al leerla supe que debía regresar pues aún no conocía mi propio paisaje, y a pesar de no ser un gran lector puedo asegurar que jamás podré leer algo mejor en mi vida.

 

Pertenezco a una generación que lloró la muerte de Michael Jackson, pero que incomprensiblemente no puede llorar la de Gabo. Pienso que es un luto que no duele porque no fue una persona cercana, pero de ahora en adelante lo será mucho más a través de las obras que pienso devorar una y otra vez.

 

Gracias Gabo por tocar nuestras vidas con tu magia y ahora reúnete con la estirpe de los Buendía, que aunque siendo ficción lograste darles más vida de la que mucha gente del mundo real quisiera tener.

Estándar
En serio

Despedida de un desconocido

Imagen

Hola Daniel

 

Me atrevo a llamarlo por su nombre de pila porque lo he seguido durante años y me gusta pensar que me gané esa confianza. En algunas ocasiones le he compartido mis escritos y le he controvertido los suyos sin dejar de ser un desconocido para usted, pero no por eso podía ni quería dejar pasar este momento sin darle un gran agradecimiento por sus letras.

Se retira por la puerta grande como lo hizo Juan Gossaín, grandes colombianos que fueron grandes no por sus actos sino por sus palabras, que generaron muchos más actos de lo que hubieran podido hacer por sí mismos.

Si alguna vez llego a comprender a este país la mitad de bien de lo que lo hace usted, podré llegar a ser el gran escritor que quiero ser, disfrutando del realismo mágico de Gabo y de la visión infantil de Jairo Anibal Niño.

No me queda más que decirle que disfrute su retiro y si por ahí tiene un blog que le calme la piquiña de escribir, por favor no dude en pasármelo, pues jamás será suficiente de Daniel Samper Pizano para mí.

Un abrazo.

Estándar